Algunos dias en 20 minutos
LA CÁRCEL VIRTUAL

Aquí, en la cárcel virtual, a doce de mayo de 2007, reunidos los diversos miembros más o menos competentes de la susodicha entidad, se procede a juzgar al insigne escritor D, Antonio Larrosa Diaz (Autodenominado con el alias, el peor escritor de la historia Universal), A fin de esclarecer asuntos diversos relacionados con ingentes sumas de dinero oculto o valla usted a saber, cuyos resultados se harán públicos según interese.

Habla el inspector y juez de este organismo o lo que sea:—–Señor Larrosa, lamento que haya sido usted expuesto al revuelo de periodistas y otros medios informativos que se ha originado ante su casa ante su inminente detención y lo hayan traído esposado, pero ya sabe usted como funcionan estas cosas últimamente. He de advertirle que cualquier cosa que diga puede ser empleada como prueba ya que quedará escrita y gravada en cinemascope, sonido estereo y a todo color. ¿Tiene idea de por que está detenido?

–Pues no, la verdad es que estoy muy sorprendido ya que no he hecho nada ilegal, que yo sepa.

El comisario, cuyo nombre nunca supe se me queda mirando, mientras en su semblante se dibuja una sonrisa beatifica, y dice—Venga, venga, Señor Larrosa, no disimule, lo sabemos todo.

–¿Todo?

–Si, todo, todo, todo. ¿Se sorprende usted de nuestra sagacidad?

–Pues si, porque no comprendo nada, nada, nada. Si no me lo explica…..

–Mire usted Señor Larrosa, vamos a llevarnos bien, hablemos como amigos y será mejor para todos, responda sin preámbulos a una pregunta, una sola y asunto concluido. Le prometo que con su colaboración seremos lo más benévolos posible en el veredicto.

–Pues usted dirá.

Otra vez se dibuja en el rostro del señor interrogador la sonrisa que antes tan magistralmente señalé, y va y me pregunta:—¿Donde esta el dinero?

-¿Qué dinero?- Respondo asombrado.

Vamos, no disimule que lo sabemos todo, solo nos queda que usted admita su desliz.

–Pero, pero…¿Qué desliz? No entiendo nada.

–Ande no sea usted así, que se está perjudicando. Piense que por las buenas puedo arreglarle un poco las cosas, este es mi trabajo y no me quedará más remedio que insistir e insistir. Colabore y empiece a contestar por ejemplo. ¿De que conoce a Isabel Pantoja?

–Pues como todo el mundo, de la tele y porque canta muy bien.

–Ya veo que no quiere colaborar y eso es malo, muy malo, sobre todo para usted.,Señor Larrosa. Sea sincero y declare de que conoce a la Pantoja, a Muñoz, su novio y a los otros.

–¡Que le digo que no conozco de nada a esas personas, que se han equivocado, que no tengo ningún dinero.

Cambiando el rostro de amable a amenazante el inspector pregunta:–Con que no ¿Eh? ¿Entonces como me explica que el año pasado se le vio por la puerta del ayuntamiento de Marbella eh? Tenemos fotos y una grabación en DVD que lo prueban.

–Eso fue un viaje que hice del Imserso, mire usted con el Imserso cada año los ancianos hacemos viajes, por ejemplo, este año hemos estado en Mallorca quince días y otros tantos en Ibiza.

–¡Si, si, del Imserso! ¡Menudo cuento tiene usted con el Imserso, ya me está usted haciendo perder la paciencia, sabemos que toda su vida son cuentos y más cuentos para tapar lo del dinero que gana y no declara.¡ Millones de euros!

Ante esta afirmación del comisario en funciones me quedo perplejo, y digo: –Pero si solo tengo mi pensión de setecientos euros mensuales y unos ahorritos de cuando estaba en activo., con lo que voy viviendo a trancas y barrancas.

—Otra cosa , ¿nunca ha tenido contactos con alcaldes?

—Hombre verá usted hace dos años, el alcalde de Barcelona estuvo en un concurso de baile donde mi mujer y yo ganamos el primer premio de CHA. CHA . CHA.

El semblante de aquel señor aún se ha puesto más fiero y me espeta:–Claro, claro lo tienes todo muy bien montado, te haces el tonto, incluso te autoproclamas como un escritor malísimo continuamente y hasta te has buscado a otros para que te hagan esa publicidad engañosa y así ocultar los millones que ganas, porque hemos leído tus relatos que seguramente son los peores que tienes escritos y nos han parecido excelentes comparándolos con los bodrios que se publican en las grandes editoriales españolas. Así que deja de fingir porque te hemos investigado a fondo y nos consta que estas publicando en el extranjero con pseudónimo para no declarar nada. ¡A ver dime quien es Grifo.

Ese Señor es uno que escribe en el País digital, en el blog literario de Azua y le caigo bien.

-¡-Me estas sacando de mis casillas, te lo advierto! ¿Acaso me vas a negar que muchas noches, cuando ya está oscuro sales con bolsas de basura de tu casa? ¡No lo niegues sabemos ese truco de ocultar grandes sumas en bolsas de basura. ¿Escondías el dinero en esas bolsas verdad? ¡Confiesa, te tengo atrapado!

–¡Bueno eso es el colmo! Las bolsas de basura contenían basura que yo bajo casi diariamente a tirar al contenedor. ¡Como todo el mundo!

–Escucha pedazo de cretino, te he dicho que lo sabemos todo, ya me estas hartando con tus entupidos argumentos, que si el Imserso, que si gano poquito, que si era basura, que si cha, cha ,cha. ¿Tú te has creído que aquí somos gilipollas? ¡A ver dime inmediatamente quien es el Onagro, cual es su verdadero nombre, donde vive y a que se dedica , es más, ya que hemos llegado hasta aquí, toma este boli y este papel y escribe lo mismo de todos estos sospechosos…Grifo. Onagro, Provoquen, Enea, Isis. Etc. Etc!

–Pero si no conozco a ninguno.

–¡Cómo que no los conoces! ¿Entonces porque te comunicas con ellos empleando los códigos y claves de la segunda guerra mundial, ein?

–Oiga que yo no tuve la culpa de esa guerra, que yo era asi de pequeñito, apenas un metro. A ver si también voy a cargar con eso.

–Encima con tomaduras de pelo. ¿No? Pues no sabes tú con quien te estas jugando los garbanzos. ¡Canta ahora mismo todo lo que sepas! ¡Imbecil!

Esta vez el comisario me ha puesto muy nervioso pues ya me está insultando y gritando. Así que me pongo a cantar como un descosido:

–Tengo una vaca lechera. No es una vaca cualquiera. Me da leche merengada hay que vaca más salada. Tolón, tolón, tolón, tolón.

–¿Pero se puede saber que clase de cretino eres?

– No se enfade, soy de los locos de remate y cretinos de nacimiento del blog de Azua del País digital y…si quiere le puedo cantar muchas canciones pues cuando era joven cantaba en un lugar sombrío e inquietante que había en la calle Conde de asalto de Barcelona llamado La Bohemia, donde íbamos los aficionados y nos daban una copita de coñac Fundador antes para quitarnos el nerviosismo y……

El rostro del comisario juez o lo que sea se está poniendo libido mientras hablo asi que inicio otra canción a ver si se le pasa.—Es un muchacho excelente, es un muchacho excelente es un muchacho excelente y siempre lo será y siempre lo será y siempre lo seráaaaaaaaaaá

No lo entiendo con esta canción la gente se pone muy contenta siempre y sin embargo al tio este no le debe haber gustado porque se a liado a darse cabezazos contra la pared mientras grita como poseído por alguna fuerza satánica…Grifo, Grifo, Grifo, Isis, Isis, Isis, Onagro, Onagro,Onagrooooooo Enea, Enea, Eneaaaaaaaaa. Provoquen, provoquen Provoquennnnnnnnnnnnnnn………….

Onagro, Onagro, Onagro Ra, Ra, RA,

Ahora se ha vuelto con la cara chorreando sangre lastimosamente, y casi llorando ha dicho a unos guardias que han permanecido muy serios y expectantes todo el rato.

Investiguen en el blog de Azua a todos sus componentes o sea a toda la banda de locos de remate y cretinos de nacimiento especialmente a Onagro ,Enea, Provoquen, y Grifo, y a la tal Isis que creo que es Almudena Grandes o Maruja Torres.¡ Ala empezad de inmediato, rastread Internet hasta que salga el dinero que este tipejo tiene oculto!

— Bueno digo yo, que si me puedo ir a mi casa. —-Pregunto muy asustado.

De eso nada monada tú te quedas aquí hasta que a mi me dé la gana. ¿Entendido?

Al salir oigo que el inspector les dice a sus subalternos….¡ Ah! y también investiguen a Albert Pla que parece ser está en Suiza donde estoy casi seguro que ha ido a poner el dinero en un banco .

-Así que ya lo sabéis, me encuentro muy deprimido, detenido y sin abogado en la cárcel virtual y no sé como acabara este embrollo .¡Ayúdenme, plis!

¿Continuará?

Fin

Cuidado Rioyo, está demostrado que todo el que pisa Marbella acaba en la cárcel. Que se lo pregunten al amigo Larrosa. Viajó allá con el Inserso hace un año y ahora nos mCuidado Rioyo, está demostrado que todo el que pisa Marbella acaba en la cárcel. Que se lo pregunten al amigo Larrosa. Viajó allá con el Inserso hace un año y ahora nos manda relatos desde no sé qué cárcel virtual. ¿Cómo le va, Don Antonio? Escríbanos algo. ¿Ha conseguido convencer a la policía de que usted no tiene nada que ver con los negocios de Isabel Pantoja? Espero sus noticias. Un abrazo.

Publicado por: Filemón Pi | 16/05/2007 18:06:55