SEMANA SANTA (POR JAVIER RIOYO)

SEMANA SANTA (POR JAVIER RIOYO)

Cuando yo crecía hacia mi escepticismo religioso la Semana Santa era negra. La vida, que ya tenía sus oscuridades, se volvía más siniestra. Estaba llena de prohibiciones, de gentes que se tapaban para sufrir, que arrastraban cadenas, hacían penitencia y rezaban en fila detrás de las representaciones de muerte y llanto. Después descubrí que había otras maneras. Las maneras barrocas del sur. Con todo ese ritual, pero en colores, con una tragedia que me daba la impresión de que también estaba llena de juerga más o menos oculta. Thanatos acompañando a Eros. Pues tampoco me gustó tanta pasión por las calles, tanto recogimiento ficticio -tampoco el real-, tanto atasco detrás de los ídolos. Sencillamente me fugué, no participaba, eran fechas para otras cosas, otras escapadas, otros paganismos. Aunque algún día hablaré del sentido que cada uno tiene del paganismo. Para los judíos, también los cristianos son paganos.

Tuvieron que pasar décadas para volver a mirar con curiosidad esos rituales que perviven entre los españoles como en ningún lugar del mundo. No me refiero a esos puntuales rituales salvajes de Filipinas y otros lugares donde dejamos lo peor de nuestra cultura. Ahora veo con interés las sobrias procesiones castellanas. Las cargadas del sur o las ruidosas de los buñuelescos pueblos aragoneses. Una vez, en compañía de otros con no demasiada fe, fui cofrade en Íscar, un pueblo vecino a Calanda y, la verdad, el ritual del ruido de los miles de tambores es una sensación extraña. Tanto ruido tiene algo de recogimiento, de silencio.

Estaba en Sevilla, la Semana Santa estaba a punto de estallar, rodeado de los amigos de Tomares -ese pueblo rico y progresista del Aljarafe- que se brindaban a soportar conmigo los rituales de la juerga mística. Estuve tentado, pero no, preferí escaparme de ese espíritu que ciega a tantos, que a tantos hace representar lo que no son, en lo que no creen. No me gusta ese barroquismo festivo y religioso. Es parecido a la entrega ruidosa del fútbol por un lado, y por otro no llega a la belleza de la música callada del toreo. Me escapé de Sevilla, me escapé de España. Lejos, muy lejos, de las celebraciones de Semana Santa. Acabo de llegar a Buenos Aires, el tiempo acompaña poco. Espero no encontrarme procesiones. Aunque también me puedo tropezar con fanáticos del fútbol. Está claro que mientras no cambien los dioses, nada habrá cambiado.

02/04/07 | Enlace permanente

 

Comentarios


Un año, en la semana santa, yo también aterricé con mi familia en un pueblo de Teruel que se llama “Puebla de Hijar” y cuando empezaron a sonar miles de tambores sin descanso durante veinticuatro horas por todo el pueblo, creí que me volvía loco pues aquello era un estruendo tal, tan difícil de imaginar como seria imaginar una nube de elefantes volando, rodeados de submarinos y ángeles jugando a la petanca. Indudablemente lo que en este país no pase…….

—-WWW.antoniolarrosa.com— (Escritor malo, malo,malo.)

Publicado por: Antonio Larrosa Diaz | 02/04/2007 14:22:22


 

Rioyo, es una delicia leerte, pero ¿no habría manera de que algún informático de la redacción habilitara la moderación de comentarios? Porque hay un escritor malo-malo-malo que va a acabar por recibir e-mails bomba.

Publicado por: Harto | 02/04/2007 14:53:39

 


Rioyo: Si está en Buenos Aires, si se acerca a Avenida de Mayo -a la acera de un hotel al 1200 de esa calle, que en la década del 30 albergó a García Lorca, la más española de las calles porteñas (y usted seguramente sabe esto)- yo deseo que tenga la oportunidad de presenciar a una banda de tamboreros, que retumban sordos, consecuentes, descalzos y lentos, muy lentos, le digo que me conmueven hasta las fibras más hondas, que hacen llorar y aun no sé por qué. Le deseo lo mejor acá, en mi país y búsquese alguna provincia, como Salta, o Jujuy mejor. Allá las procesiones tienen la raíz de la tierra indígena, la de antes de la conquista española. Gracias Rioyo.

Publicado por: Lectora Porteña | 02/04/2007 14:58:55


Un comentario apropiado para la Semana Santa, que de santa no tiene nada. Sí de terrorífica y generadora de culpas de pecados que no hemos cometido, de adoradora de la muerte y de la tortura para meternos el miedo necesario para paralizarnos y mantenernos en víctimas
Si somos capaces de crear dioses a nuestra imagen y semejanza, propongo crearlos alegres y buenos vividores, independientes de prejuicios, críticos, amorosos, valientes y solidarios. Es decir con los ojos bien abiertos a la realidad personal y a la de los semejantes. Entre la procesión de Pascua y la murga del Carnaval, elijo la murga. Y que no se detenga ni haga silencio, ni siquiera en Semana Santa.

Publicado por: María Magdalena | 02/04/2007 15:10:25

 


Es cierto, coincido con Lectora Porteña; conozca la otra Argentina, la que está lejos de Buenos Aires; Salta y Jujuy son una buena opción para pasar la Semana Santa y conocer la cultura “mestiza”, el resultado de la mezcla de culturas: la española y la amerindia.

Publicado por: María Magdalena | 02/04/2007 15:16:52

 


Coincido en algo con María Magdlena; a mí la murga me conmueve profundamente, tal vez -en mi caso- porque la procesión de pascua era la contrapartida en el barrio de mi niñez. No estoy segura, pero a veces creo que elijo a partir de los contrastes.

Publicado por: Lectora Porteña | 02/04/2007 16:41:31

 


La Semana Santa es todo menos santa: gastronómica, viajera, cultural, turística, paisajística, vacacional, sin clases, torera, futbolera. … Ya digo de todo menos santa.

Publicado por: jose manuel sánchez-paulete | 02/04/2007 17:39:51

 


Harto, de acuerdo, un moderador de comentarios vendría bien para evitar insultos y, sobre todo, amenazas como las que tu profieres hacia nuestro querido Larrosa, al que te invito a leer y al que muchos de los que seguimos el blogde Rioyo respetamos y admiramos. Es un placer descubrir con Rioyo rincones de ciudades, paisajes, personajes y libros. Como también lo es tratar de imaginar los rostros que hay detrás de algunos comentarios como los de la sugerente Lectora Porteña.
Como aún no me he acostumbrado a lo virtual, me gusta ver este blog como si fuera una tertulia de café en la que el maestro de ceremonias Rioyo congrega a un grupo de gente diversa, con diferentes intereses aunque , sin duda, unidos por una pasión literaria más o menos secreta. Por estos cafés, por los reales, siempre hubo escritores que desenvainaban cada día sus manuscritos con más o menos fortuna, poetas de tertulia(qué peligro) dispuestos a arrojar sus obras completas a la cara del primer incauto.
Larrosa es ya un clásico de este café y del de Félix de Azúa. Algunos hemos leído sus cuentos y sabemos que tiene buenas historias que contar. No es, ni mucho menos, el escritor malo, malo que dice. Larrosa tiene intuición narrativa, un rico imaginario, un mundo propio camuflado en su dislocada sintaxis, ideas que le llevan a hallazgos literarios de los que no sé si siempre es consciente el propio autor. Hay algo en Larrosa que me recuerda a Roberto Arlt, pero no voy a entrar en pormenores porque no es éste el lugar ni el momento adecuado para hacerlo. Simplemente quería decirte, Harto, que Larrosa tiene sus devotos, que es un escritor de culto y que lo único que debemos censurar en este blog es la falta de respeto y las amenazas.

Publicado por: Filemón Pi | 02/04/2007 17:59:36

 


Filemon Pi:
Muchas gracias por la brillante defensa de mi humilde persona. También quiero disculparme con el Señor Harto. Si en algo le he ofendido: Nunca intuí que autoproclamándome como escritor malo, malo, malo, pudiera despertar antipatía de nadie, así que le prometo que procuraré autodefinirme de otra forma, como por ejemplo, ¿Que le parece mediocre tirando a imbecil?
De todas formas no se enfade conmigo, si algún dia nos conocemos le invitaré a un café y hablaremos como dos buenos aficionados a la literatura.::: WWW.antoniolarrosa.com:::
(Escritor mediocre, tirando a imbecil.)
Publicado por: Antonio Larrosa Diaz | 02/04/2007 19:19:08

 


Permiso, Rioyo.
Si después de las palabras de Filemón Pi, Harto no se suma al café -con respeto, pero no sin voto- es porque no lo leyó.

Publicado por: Lectora Porteña | 02/04/2007 20:04:12

 


Que nadie toque a Larrosa , hay que ser muy limitado para criticarlo , lo que ocurre es que el hace su publicidad asi , en plan intensivo , pero es un ESCRITOR BUENO , pero hay que leer sus cuentos primero.

La semana santa yo siempre la paso en suiza esquiando , es lo que mola .

Publicado por: albert pla | 02/04/2007 21:05:09

 


Yo, atendiendo a la insistente publicidad que de sí mismo se hace, entré hace tiempo en la página web del Sr.Larrosa y leí algunos cuentos que tiene en ella, uno especialmente “cara de perro” me gustó mucho y lo utilicé en una clase que doy los lunes por la tarde, los alunmnos son exdrogadictos, de extracciones sociales y formación muy diversa, pues el cuento del Sr. Larrosa gustó a todos por igual y fue muy comentado y suscitó enormes debates, un cuento que se suele decir muy versátil, con multitud de facetas y posibilidades. Ahora aprovecho para pedir persmiso al autor y poder utilizar mas textos suyos en la clase, pues este lo utilicé sin permiso. Muchas gracias anticipadas.

Publicado por: jose manuel sánchez-paulete | 02/04/2007 21:23:41

 


Al escelente cantauor Albert Pla, muchas gracias nuevamente, eres casi tan buena persona como cantoautor y que no me entere que alguien te ataca porque para eso yo tambien digo que primero te escuchen, en WWW.albertpla.com

Publicado por: Antonio Larrosa Diaz | 02/04/2007 23:00:57

 


Al D.Jose Manuel Sanchez-Paulete:
Me llena de satisfacción el que mi relato “Caraperro” haya sido de su agrado y de sus alumnos y es para mi un gran honor el que usted los emplee en sus clases.Asimismo le agradezco su estimable opinión y defensa de mis intereses. muchisimas gracias.

Publicado por: Antonio Larrosa Diaz | 02/04/2007 23:11:46

 


Rectifico:
Señor Larrosa, mil perdones. No es usted un escritor malo. A los que haya ofendido la bobada del e-mail bomba, mis más sinceras disculpas (amenazar con algo que no existe no creo que sea como para que dé tanto miedo; es como ir a dar el palo con un alfiler en vez de una navaja); ahora bien, lo de la publicidad agresiva es algo excesivo. Y lo del corporativismo del blog… bueno, no sé si esto es exactamente un blog, no veo la interactividad del señor Rioyo por ningún lado. Sin embargo, me uno al club: a pesar de las erratas, me está empezando a caer bien Larrosa. Señor Rioyo, ¡descúbralo ya, hombre!

Publicado por: Harto (pero menos) | 03/04/2007 14:03:57

 


Señor Harto:
Le quedo sumamente agradecido por su rectificación. no era necesaria, usted tiene mucha razón, lo que sucede es que jamás nadie me ha hecho el mínimo caso, mis escritos siempre han sido repudiados y ya no tengo edad para seguir con batallitas a largo plazo. La última vez que envié un libro a una editorial tardaron diez meses en contestarme con una elegante nota de rechazo, siempre que mando una novela o lo que sea, siempre he quedado a la espera como un tonto sin hacer otra cosa que esperar y esperar y esperar, llegando a limites desesperantes para luego, siempre, como si el mundo entero hubiera estado confabulado contra mí, siempre he recibido el mismo trato. Sus relatos, novela o lo que sea, han sido examinados con el máximo interés por nuestro comité de lectura, pero lamentamos informarle que nuestro programa de ediciones está completo hasta al menos dos años. Le agradecemos su consideración al haber acudido a nosotros y esperamos que en el futuro podamos llegar a un acuerdo mutuo.
Bueno esa es una de las fórmulas. También las hay menos amables y más agresivas. Pero no es el momento de ponernos tristes con lamentos que ya nada me importan pues ahora me siento muy a gusto con los amigos que en estos blog he encontrado y que tan inmerecidamente bien me tratan, como usted, que también. me cae muy bien . gracias por sus amables palabras.
,,,WWW.antoniolarrosa.com,,,,

Publicado por: Antonio Larrosa Diaz | 03/04/2007 16:17:55