¡¡MENTIRAS Y PROMESAS!!

¡¡MENTIRAS Y PROMESAS!!

 

 

Debo confesar que todo lo que relato en este escrito es totalmente incierto, falso y alevoso; que cuanto digo solamente es una abominable sarta de mentiras producidas por mi maquiavélica y atormentada imaginación, aun que bien mirado, puedo afirmar que no estoy tan mal como todo eso, que realmente me encuentro fantásticamente bien,  que esa mentira la he escrito para darme importancia como siempre hacen los escritores románticos y famosos.

Nadie, ni el más imbécil de los seres humanos debería creer esas historias que cuentan cosas como el siguiente cuento, al que titularé

 

LA PRINCESA BLANCAFLOR

 

Hace muchísimos años, en un lejano país vivía una linda princesa que se llamaba Blanca flor, tan bella era que hasta las estrellas del firmamento la envidiaban, sin embargo, Blancaflor era muy desdichada porque una malvada bruja la había hechizado sumiéndola en tal estado de tristeza y desesperación que había veces que deseaba morir.

Su padre, el Rey  Gandolfo XI, hizo un llamamiento a todos los mejores médicos del mundo esperando que alguno pudiera curarla de aquella enfermedad cuyo origen se

Desconocía. Lamentablemente, todo fue en vano, ninguno fue capaz de conseguir curarla y su estado cada día que pasaba se complicaba más haciendo temer que la muerte se acercaba inexorablemente.

Angustiado, el rey Gandolfo XI optó por pedir ayuda, a los brujos y magos más famosos que enseguida coincidieron en diagnosticar un severo y grave hechizo que solo lo podría curar el anillo del rey Salomón, famoso por su sabiduría.

Lo malo de aquel remedio era que el tal anillo estaba en posesión de un malvado dragón que se alimentaba comiéndose diariamente dos doncellas, amenazando al pueblo cercano con destruirlos si no le suministraban tal alimento.

Como es natural muchos valientes se enfrentaron al despiadado dragón cuándo eran sus novias o familiares las que tenían que ser inmoladas pero todos fueron aniquilados por el chorro de fuego que el monstruo les lanzó, fuego que en cierta ocasión arrasó a un ejercito de cinco mil hombres en menos de dos minutos, tal era su poder

Cuando el mundo entero supo que la única solución era matar a aquel dragón tembló, pues por nada se dejaría arrebatar el anillo del que se suponía emanaba su Inmenso poder

El rey Gandolfo XI, proclamó a los cuatro vientos que aquel que consiguiera el anillo de Salomón se casaría con la princesa o si lo prefería seria nombrado general

de todos los ejércitos del país consistente en mil soldados mil caballos y una paga de doscientos koquis al lustro, cuyo valor era algo así como un millón de euros de ahora.

De todo el mundo acudieron los más osados caballeros que inmediatamente fueron eliminados por el sanguinario monstruo.

Ni el más aguerrido de aquellos hombres consiguió tan siquiera acercársele ni  traspasar la entrada de la cueva donde se ocultaba.

Un gía, se acerco a palacio un pastor afirmando que él tenía una idea y que deseaba ponerla en práctica, para lo que necesitaba la ayuda de unos cuantos hombres valientes, asegurando que nada tenían que temer pues no pensaba ponerlos en peligro.

Varios días después Rolando  que es cómo así se llamaba el valiente pastor partía acompañado por varios soldados de palacio y los preparativos cargados en un gran

carro en dirección a la montaña donde se encontraba la terrible fiera.

Cuando arribaron al lugar Rolando  empleando grandes precauciones y en total silencio, con la ayuda de aquellos hombres instaló un espejo metálico de cuatro metros de alto por tres de ancho delante de la entrada de la cueva haciéndolo girar de tal forma que en él se podía ver desde el interior su imagen reflejada, estando él, situado fuera de la cueva y a un lado de aquella. De tal forma que no corría peligro puesto que allí no le podía llegar el temible fuego. Una vez todo dispuesto nuestro amigo el pastor empezó a gritar y dar saltos.

En cuanto el dragón despertó y vio la imagen de Rolando blandiendo una espada en actitud agresiva, se irguió, abrió sus fauces y disparó sus llamaradas mortíferas sobre la imagen reflejada consiguiendo tan solo ennegrecerla ante su asombro al ver que aquel

enemigo seguía vivo, gritando y dando saltos amenazantes El monstruo lleno de furor derramó toda su energía incendiaria sobre el espejo que resistió perfectamente durante los tres minutos que duró el ataque.

Después, cuando nuestros amigos comprobaron que el dragón se había quedado sin su munición todo fue fácil, penetraron en la cueva y mientras unos le herían en diversas partes de su cuerpo, Rolando con  un preciso golpe de  su espada rebanó su cabeza matándolo, y acto seguido, le arrebató el ansiado anillote Salomón.

Así fue como el valiente e ingenioso pastor consiguió casarse con la hermosa y bella princesa Blancaflor, viviendo muy felices, comiendo perdices y todo eso, que se acostumbra a escribir antes de la palabra… FIN

Como ya dije antes este tipo de cuentos se suelen publicar para niños y no solo estos, sino que además también se editan otros en los que hay animales que hablan , conducen toda clase de vehículos, ven la televisión ,leen y trabajan en cualquier oficio como personas. Una serie de barbaridades que desquician las mentes impolutas de los niños

Creo yo que eso es aberrante que nunca a los niños se les debe educar en esa falsedad de juicio. Yo escribo sobre fantasías en las que intento dar alguna, idea técnica que quizá algún día en el futuro pudieran hacerse realidad y si así no fuera estas narraciones van dedicadas a personas ya formadas a las que nada les puede trastornar pues comprenden el sentido real de la intención de ser ameno y nada más.

Estoy pensando que en otra ocasión escriba algo sobre otro tipo de falsedades, falsedades para engañar a las personas mayores, como son las promesas políticas, las de amores inciertos , las de potingues que prometen juventud engañosa y mil formas inquietantes que se emplean por la mitad de la humanidad para engañar a la otra mitad,

falsedades como son las que se divulgan a través de los diversos medios

En los que nos presentan a tipos como el agente tal o cual el Rambo de turno y las patrullas invencibles que podían haber actuado eliminando a ciertos individuos peligrosos sin necesidad de organizar esas guerras en las que se destruyen países enteros matando a millones de seres inocentes.

Claro esta que eso son autenticas mentiras que nadie puede creer, por muy tonto que sea.

FIN