LA BURBUJA MAGNÉTICA

LA BURBUJAMAGNÉTICA

 

-Estamos aquí reunidos para juzgar al Comandante Wiquers del delito de traición contra los estatutos de los vigilantes del Universo, poniendo en peligro la misión de sumisión del planeta  Tierra.

El juez que ha hablado en el salón de actos de la nave ciudad espacial m2oo7, enorme nave pertrechada con los más sofisticados medios para vivir en cualquier lugar del Cosmos, lo ha hecho delante de cincuenta personas de la ciudad móvil, de la cual entran y salen continuamente pequeñas naves para efectuar las distintas misiones del proyecto.

El juez MON-23 dirige su acerada mirada al acusado y le pregunta:

-¿Tiene algo que alegar?

-Sí, Señoría. Contra todos los hechos que me ha conducido a esta situación.

-Puede exponerlos, pero evite todo lo superfluo, pues aun no somos los amos del tiempo.

-Cuando recibimos información del Vigilante Universal, que vino antes que nosotros a ese planeta llamado Tierra, los altos mandos decidieron actuar en base a esos desafortunados y engañosos informes de que….

-¡Pido la palabra!! -exclamó con evidente enfado el fiscal y jefe superior de los medios Informativos.

-Puede usted hablar -contestó el magistrado.

-Todos los informes suministrados por nuestros agentes fueron comprobados: los términos empleados por el acusado son indignantes y pido por ello una aclaración y una satisfacción de desagravio.

-Corno bien ha dicho usted -le replicó el comandante Wiquers- tales Informes fueron verificados, pero esos informes se apoyaban en noticias de prensa y otros medios de comunicación empleados enla Tierra, que sólo hablan de guerras, crímenes, fraudes, corrupción, etc. Hechos perpetrados por tan sólo una ínfima parte de seres dominantes y abominables; gentes poderosas y delincuentes que representan apenas un uno por ciento de la población terrestre.

-Y ¿cómo ha llegado a tal convencimiento si apenas ha vivido apenas un mes con esos seres? -inquirió el juez MON-23.

-Para que me entiendan, deberé iniciar mi relato desde el principio. Como ya saben, el alto mando decidió debilitarla Tierrapara después actuar en el momento oportuno con mayor eficacia y procedimos a instalarla Burbuja Magnéticaque anuló instantáneamente la producción de energía eléctrica en todo el planeta. Enseguida  advertí que eso fue un crimen de magnitud desmesurada, que produjo la muerte de millones de inocentes criaturas: miles cuando viajaban en vehículos aéreos muy simples, llamados aviones, que se estrellaron por falta de fluido eléctrico necesario para hacer funcionar sus primitivos motores; otras miles perecieron sobre las mesas de operaciones de los hospitales, otros a! fallarles sus marcapasos u otros mecanisrnos electrónicos que les protegían de la muerte… No quiero extenderme enumerando todos los problemas derivados de la completa desaparición de la electricidad. Sólo diré que la raza humana de ese planeta fue castigada cruelmente por ese procedimiento durante muchos meses, que anuló el avance científico del último siglo, dejándoles sin luz eléctrica, sin radio, televisión, sin ninguna clase de maquinaria eléctrica y por lo tanto arruinando toda la industria, la agricultura, los transportes. etc.  Teniendo que recurrir a los medios  antiguos. Tal como ya he dicho, murieron millones de inocentes acosados por el hambre, el frío, las enfermedades y  la más atroz miseria.. . Como había sido calculado por los cerebros de los Vigilantes del Universo.  Por nosotros…, los calificados como los justicieros…Los que ponemos orden en esta Galaxia

Wiquers hizo una pausa, como esperando la respuesta del fiscal. Pero éste nada opuso y el Comandante continuó: Después, pasado el tiempo estipulado, las patrullas especiales partimos a diferentes lugares dela Tierrapara Imponer nuestros argumentos y hacernos con el control absoluto del planeta. Pero no contábamos con los corruptos, los gobernantes y los poderosos que no habían padecido en igual medida por la situación vivida y que no estaban dispuestos a soltar el poder que ostentaban, y ordenaron a sus tropas que debían defender al mundo del ataque de extraterrestres que querían exterminarles. Por eso se defendieron con todos los medios a su alcance y mi nave fue derribada por un certero disparo antiaéreo. Cuando recobré el conocimiento me encontré en una humilde estancia de una casa de campo española.

Los grandes ojos de un niño me observaban con evidente asombro y salió dando gritos llamando a su familia que acudió con presteza.   –¡Protesto! Exclamó el fiscal-. Estamos aquí para juzgar su traición y no para escuchar todas estas parrafadas que nada tiene que ver con el proceso.

El juez, tajante, le contestó que Wiquers tenía su permiso para exponer los hechos que le habían conducido a ser acusado de alta traición. Después dirigiéndose al Comandante Wiquers le dijo:

-Puede usted continuar, comandante.

-Gracias, Señoría. Empleando mi analizador mental me puse a conversar y pude enterarme de cómo salvé la vida. Debido al impacto perdí el conocimiento, y la nave, planeando por el mecanismo automático de aterrizaje, se posó muy lejos de la zona de combate en un campo cercano a la casa. La nave empezó a arder y me sacaron de ella con gran riesgo de sus vidas, quedando herido el abuelo del niño que antes mencioné, hijo de una joven que había enviudado hacía un par de años.

Algunos días después, el viejo y yo ya restablecidos, hablamos de nuestras experiencias. En aquellas conversaciones averigüé cosas muy curiosas; tanto enla Tierra, como en otros lugares del Universo, los poderosos y los que gobiernan reparan poco  cuando se ha de derramar la sangre de sus vasallos, a fin de aumentar su poder personal o defender la posición de privilegio que disfrutan, y si vosotros sois adoctrinados como idiotas para que veáis la maldad en nosotros o en el enemigo de turno, así mismo sucede en nuestro bando.

-¿No puede dejar los detalles que nada aportan ni justifican sus acciones posteriores? -le cortó el juez.

-Sí, si puedo. Sí su señoría me lo permite…

-Está bien, continúe -ordenó el juez..

-En aquellos días no sólo pude conocer a aquellas personas, sino a otras de poblados cercanos y comprobé las Increíbles penalidades que hablan sufrido por nuestra culpa, pues dejarlos sin electricidad sólo con motores diesel podían mover vehículos y maquinas, pero el combustible, por ser tan escaso fue intervenido por los gobiernos y sólo era empleado para casos de máxima prioridad, como era el mover sus vehículos personales o del ejercito, El pueblo, que se las apañare como pudiese…

-Fue entonces cuando enfermó Carlitos, el hijo de Maria. la joven viuda de la que me había enamorado. Vi a la preciosa mujer derramar lágrimas. algo insólito para nosotros que no tenemos familia, ya que nuestras mujeres en el transcurso del tiempo y debido a cambios operados por sus modernas costumbres y formas de actuar habían perdido toda capacidad de engendrar y eso lo tienen que hacer las máquinas.. Total, que me impresioné muchísimo y empecé a darme cuenta que,  gentes así, no eran ninguna amenaza para romper el orden Universal. Como era necesario trasladar al pequeño a un lejano hospital y carecían de medios decidí trasladarlo en un automóvil  que había modificado con algunas piezas de un televisor, haciéndolo antiburbuja.

-Gasolina tenernos toda la que sea necesaria -dijo el atuelo

-Tras llenar el depósito puse el coche en marcha ante el asombro de todos y partimos de inmediato rumbo a la gran ciudad. Ingresamos a Carlitos en el hospital en el que permaneció cuatro días hasta su curación.

Mientras, permanecimos en aquella ciudad dormíamos, María y yo, en el coche ya que sólo teníamos el dinero justo para los servicios médicos y algo de comida.

Mantuvimos aparcado el vehículo en las afueras de la ciudad a fin de evitarnos problemas, pues todo el mundo se sor prendía al vernos circular, aun que debían pensar que éramos gente especial.

El último día, cuando recogimos el niño del hospital alguien abrió la puerta de coche y tocó el claxon. Inmediatamente fuimos al auto ante la mirada expectante de todos los que allí estaban, uno de los cuales preguntó: -¿Cómo es que funciona este coche?

-Porque es de gasoil -contesté con seguridad.                                                                                                                                                    -¿Y cómo es que funciona el claxon si este es eléctrico?.

No contesté porque vi a unos policías que se acercaban acompañados de otros hombres que nos señalaban y gesticulaban con actitud agresiva y extraña, como si fuéramos delincuentes o algo así.

Arranqué el vehículo y salimos del recinto a todo gas en el momento que los policías, que casi atropello, me Indicaban que me parase.

-Olvida algo, Comandante Wiquers -irrumpió enérgicamente el fiscal y continuó: Olvida decirnos que intimó con Maria y usted sabe que esto es un agravante en un militar de su categoría. Nuestras normas prohíben con toda claridad intimar con el enemigo.

-María no es un enemigo de nadie -respondió con firmeza el Comandante-, ¡Es más! Ni ella ni su familia  ni nadie de este planeta!. Todo lo contrario, yo los considero amigos, puesto que me han admitido y ayudado en todo.

-Entonces ¿cómo se explica que le disparasen hasta derribarlo?

-Lo hicieron en defensa de su territorio; de los que habían destrozado su economía y los hablan sumido en la miseria y el caos…

-¿Y por eso se unió a ellos en contra de su raza? ¿Por eso los aleccionó descubriendo secretos militares para combatirnos?.

-Eso es falso!! Lo que ocurrió, es que alguno de aquellos policías anotó la matricula del coche e irrumpieron de improvisto en la casa. Nos detuvieron a todos y se llevaron el vehiculo a Barcelona. Tras investigarlo un técnico de UNIVERSAL ELECTRÓNICA descubrió el sistema antiburbuja magnetica que de inmediato mandó construir en serie para instalarlo en toda clase de vehículos y generadores eléctricos..

-Pues lo que ha conseguido con su irreflexión es complicar las cosas. Ahora sólo nos queda una alternativa aun más dolorosa; No tenemos más remedio que pasar al programa Z -exclamó el general MUNGO-S4O

El Juez, al escuchar las afirmaciones del general MUNGO-S40, jefe de todas las fuerzas de exterminio, expuso estas condiciones que elevó a definitivas:

• Este tribunal, tras oír la acusación y las alegaciones del acusado, que a si mismo se ha defendido, expongo: Considerando que los informes recibidos por los altos mandos de los Vigilantes del Universo eran incompletos e inexactos: Considerando que el Comandante Wiquers nunca obró contra sus principios ni contra su honor; Considerando que el programa Z consiste en la instalación de una burbuja antiaire que aniqulría toda clase de vida por siempre en el Planeta Tierra; Considerando que el programa Z sólo está permitido en el caso de máximo riesgo para el equilibrio del Universo, y haciendo uso de todas mis facultades considero: restituir al Comandante Wiquers al estado do hombre libre, así como a María y su familia.

2° Restituir la normalidad en el Planeta Tierra.

3 Volver a nuestra galaxia dejando a Wiquers enla Tierrapara restablecer los daños ocasionados y ….

-¡Protesto! -exclamó el general MUNGO S4O  Cuando arrestamos al Comandante Wiquers se resistió, nos amenazó con un arma y…

-Desestimada la protesta! –Dijo el juez y continuó dirigiéndose en tono amenazante  al  general Mungo. -Creo que usted General, debería ser el castigado por su exceso de celo injustificado, pero eso es otra cuestión que ya trataremos en su momento. Recuerde que nuestro exceso de celo nos he llevado a que en este sistema solar sólo exista vida en este Planeta llamado Tierra.

Después del juicio. el gran ordenador JUEZ MQ(J-23 archivó en su memoria los datos y sus paneles se apagaron quedando sólo la pantalla digital con la palabra Stambay.

Lo mismo ocurrió con el ordenador GENERAL

MUNGO-S40. Los demás presentes salieron del juzgado automático. FIN