NOTICIAS DEL FUTURO

NOTICIAS DELFUTURO

 

 

Tengo un amigo de la infancia al que siempre le gustó hacer bromas a cada momento, resultándome su presencia algo incomoda por su forma de burlarse de todos y a to-

das horas. Algunas veces, por culpa de esas bromas estúpidas muchos le aplaudían y alentaban, consiguiendo con ello acrecentar su ego imbécil y convirtiéndolo en un ser fanfarrón, sin gracia ni mérito para mi forma de ver la vida, a pesar de lo cual, él, siempre me consideró algo así como un componente más de la pandilla, su pandilla.

Un día, ya hace unos cuantos años, sonó el teléfono de casa y me quedé de piedra cuando el que me llamaba me dijo:

.Hola Antonio: soy Pedro Rovira. No se si te acordarás de mí, de cuando íbamos al cole. He encontrado tus señas gracias a la revista PUBLI2000. En la que sigo con entusiasmo tus Narraciones Fantásticas. Te llamo porque he comprado una vieja casa de campo, en la que vivió un extraño personaje, y quisiera que vieras algo muy sorprendente.

-Hombre, ¿qué es de tu vida? Me alegro de saber de ti! Cuéntame  de que se trata. –Respondí molesto.

-Mira, por teléfono no me atrevo a decir nada, sólo te adelantaré de que se trata de extraterrestres o cosa parecida.

-Pedro: me sorprende que sigas siendo tan bromista después de tanto tiempo -apunté

irónico.

-Antonio, no me creerás. Pero lo que te digo es cosa seria -contestó tajante.

Insistió tanto, que no me quedó otro remedio que acudir a la casa que mi amigo había comprado en un lejano pueblo del Pirineo Leridano. Una vez allí, y tras las presentaciones protocolarias de ambas familias, le pregunté a que se dedicaba, y me informó que era redactor de un periódico barcelonés muy conocido del que no citaré nombre a fin de esquivar suspicacias inútiles para esta historia.

-Aquí vivía una persona muy especial, por lo que me han contado en el pueblo, no se sabe ni de qué se alimentaba, dado que nunca compró nada. Lo más extraño, es que no figuraba en ningún censo ni se conocía con quién podía relacionarse. Lo único que se sabe es que siempre pagaba el alquiler de esta casa hasta el día en que desapareció y nunca se supo que fue de él.

Pasado el tiempo legal, esta casa se puso en venta, la vi, me gustó y la adquirí, con muebles incluidos.

-iY, bien! ¿Qué es lo extraño de esta historia? -pregunté, poco entusiasmado.

—Sígueme .., sígueme! —indicó en tono bajo y misterioso, como si quisiera que nadie se apercibiera.

Subimos a un trastero existente en la buhardilla del edificio y tras encender la luz eléctrica me enseñó un montón de periódicos arrinconados y me dijo con cierto temblor en la voz.

-Todos estos periódicos son viejos, menos uno. Cuando los descubrí y los iba a tirar, les

eché un vistazo por curiosidad, y me quedé muy sorprendido al comprobar que había uno del año 2002; exactamente del 7 de enero, o sea dentro de seis años. ¿No es sorprendente?

Aquello me pareció la broma más imbécil de Pedro, ¿Pero con quién se creía que estaba hablando? Fingí seguirle la corriente. Le eché un vistazo por encima al periódico en cuestión, y comprobé que era una buena broma .Allí hablaban de cosas absurdas, tales como, de unas vacas que decían locas… y otras cuestiones no menos sorprendentes…; Como de un accidente en el que perdían la vida 12 ecuatorianos ilegales..

¿De donde habían salido?.. Amén de la lista de la lotería del día anterior.., Los números agraciados en la lotería primitiva… Los premios de otros sorteos..,, problemas con ETA… ,etc. Etc….

Sin duda, mi amigo quería tomarme el pelo o lo que era peor, pretendía hacerme algún

timazo… pues pensé… «Este se ha creído que soy tonto de remate y que no me he dado cuenta de que esos periódicos son de la empresa donde trabaja, y como es redactor se ha montado un número para quien sabe que fin, lo mejor es que le siga la corriente y me olvide del asunto».

Me despedí mostrando gran interés y le prometí:

-En cuanto llegue a Barcelona contactaré con una sociedad secreta que trata sobre cuestiones misteriosas y extraterrestres y ya te iré informando-.

Durante un cierto tiempo. Fui esquivando las llamadas de Pedro, como podía, a veces fingiendo ser el con testador telefónico, hasta que debió cansarse y todo pasó al olvido.

Ahora es el año 2002, día siete de enero, ojeando un periódico me doy cuenta de que la portada es exactamente como la de aquel diario que vi en casa de mi amigo años atrás, y en él se hablaba de los mismos temas ya señalados anteriormente. Sorprendido, he llamado a Pedro por teléfono y cuando se ha puesto al aparato me ha asegurado:

-Estoy muy enfadado contigo porque no me creíste, como tampoco me creyeron otros a los que avisé de las desgracias que iban a pasar. Así que, cuando comprobé que todo lo que decía el diario aquel se acercaba a la realidad imperante decidí anticiparme a los acontecimientos  especialmente en lo de las loterías y ahora me encuentro forrado de millones. Lo siento por ti y por todos aquellos que me tomaron por imbécil. Ya sólo me resta decirte que puedo regalarte el periódico aquél, aunque, como habrás visto, el que se ha vendido por los quioscos es exactamente igual y ya no tiene valor.

Ahora, después de aquella última conversación con Pedro, que por cierto se despidió con una carcajada sarcástica, ando maldiciéndome y hablando solo por las calles, diciéndome a mí mismo, ante la mirada burlona de cuantos se me cruzan:

-Soy un tío imbécil! Un idiota! ¡Un auténtico gilipollas! Pero… ¿Cómo será posible que yo, que no paro de escribir sobre cosas de extraterrestres, viajes al futuro y todo eso, haya fallado tan estrepitosamente? Una vez que me pude hacer rico con las loterías, y famoso, evitando todas las desgracias que aquel periódico señalaba y han sucedido.

— Si no fuera  porque ya no tengo ni un pelo de tonto, pero tampoco de listo.., ¡me los arrancaría a tirones! En fin, me tendré que conformar con pegarme unos cuantos cabezazos contra la primera esquina que me salga al paso.

FIN